El contrato de formación se caracteriza por combinar en una misma jornada laboral trabajo y formación, haciendo posible que el trabajador adquiera experiencia a la par que estudia un certificado de profesionalidad relacionado con el puesto que desempeña. Pero ¿cómo se realiza el reparto entre ambas cosas?

Tanto si eres trabajador como empresario, has de saber que el horario en el contrato de formación tiene ciertas limitaciones que han de tenerse en cuenta a la hora de organizar la jornada laboral, puesto que es clave que tanto la actividad laboral como la formativa cuenten con el mismo protagonismo.

7 claves para repartir el trabajo y la formación en un contrato de formación

contrato de formación, horario, actividad formativa, actividad laboral

  1. La duración de la jornada laboral será igual a la pactada en los convenios colectivos o a la jornada ordinaria de 40 horas semanales.
  2. Durante el primer año de contrato de formación y aprendizaje, la distribución de la jornada quedará repartida en un 75% de jornada de trabajo efectivo y un 25% a la realización de la formación. El segundo y tercer año se dedicará un 85% de la jornada al trabajo efectivo y un 15% a la realización de la formación.
  3. Se debe respetar siempre los periodos mínimos de descanso diario y semanal. En el caso del descanso diario, entre el final de una jornada y el comienzo de otra debe haber como mínimo 12 horas de descanso. Por otro lado, en el descanso semanal, los trabajadores tendrán derecho a mínimo un día y medio, siempre consecutivo (Ejemplo: una tarde de un día y el siguiente día completo). Pero ojo, hay que prestar especial atención a los periodos de descanso semanales si el trabajador es menor de edad, ya que de ser así tendrá que disfrutar de dos días ininterrumpidos de descanso.
  4. Evitar siempre las jornadas de trabajo donde existan más de dos tramos horarios. Además, si la jornada laboral es partida (por la mañana trabajo efectivo y por la tarde formación), entre una actividad y otra no debe oscilar más de 4 horas.
  5. La suma de actividad laboral y formativa nunca superará las 8 horas diarias.
  6. Los trabajadores con contrato de formación no podrán realizar trabajos en horarios nocturnos (siempre trabajarán dentro de la franja horaria comprendida entre las 6:00 y las 22:00 horas) y, además, no podrán hacer horas extraordinarias.
  7. Por último, pero no menos importante, la empresa debe respetar siempre el horario asignado al trabajador ya que es igual de importante el tiempo que se dedica a la actividad laboral como a la formativa.

7 puntos claves que harán que el horario a tus trabajadores con contrato de formación sea mucho más equilibrado además de sencillo de organizar.

Otros artículos de interés

Si te resulta interesante este artículo ¡No olvides compartirlo!