¿Bajas en el contrato de formación? ¡Reguladas! Y es que, como os decimos, es una modalidad contractual con particularidades pero que funciona exactamente igual que cualquier tipo de contrato. Por lo que, ante enfermedades, embarazos o baja de maternidad no hay problemas.

bajas contrato de formación

Baja en un contrato de formación

No podemos olvidar que esto es un derecho regulado en el artículo 11.2 b) del Estatuto de los Trabajadores, por lo que es de obligado cumplimiento.

Esto significa que a los trabajadores con contrato de formación y una incapacidad temporal se les interrumpirá el contrato durante esa situación y se retomará en el día que se dejó.

Esto quiere decir que, en caso de incapacidad temporal, nacimiento, adopción, acogimiento, riesgo de embarazo o lactancia y violencia de género, el período que el trabajador está de baja no afecta a la duración máxima del contrato de formación, es decir, que se pararía y no avanzaría y se reanudaría tras la incorporación.

En este caso, cuando la empresa vuelve a darle de alta tendrá que comunicar la ampliación del contrato de formación para compensar el tiempo de baja y efectivamente cumplir una interrupción real.

 

¿Cómo se gestiona la baja?

El empresario por su parte debe avisar al Servicio Público de Empleo (SEPE) para que interrumpa el contrato de formación durante la baja estimada.

Tiene, además, la obligación de avisar a la Seguridad Social y al Centro Formativo para que paralice el avance de la acción formativa.

 

Consecuencias para las empresas

Esta situación de incapacidad temporal hace que las empresas no puedan aplicar bonificaciones a los seguros sociales por las horas de formación puesto que éstas no se están llevando a cabo.

 

Si tienes alguna duda al respecto, puedes llamarnos al teléfono 952 10 14 94. ¡Estaremos encantados de atenderte!

Si te resulta interesante este artículo ¡No olvides compartirlo!